VUELTA AL COLE, ¿SEGURA? ABSENTISMO, SANCIONES O ¿CAMINAMOS HACIA EL HOMESCHOOLING?

Tras un verano, no verano y celebrando las fiestas “no fiestas” nos encontramos ya a tan solo 15 días aproximadamente de la ¡Vuelta a Cole!, desde aquel 14 de Marzo en las que fueron suspendidas. Según las administraciones, se ha trabajado para que la vuelta sea segura y no haya un alto número de contagios… ya nos hemos acostumbrado a escuchar eso del riesgo 0 , no existe.

El objetivo de este artículo es poner sobre la mesa una opción que en España hasta ahora no esta regulada, por lo que podríamos decir que es una situación “Alegal”, y me refiero a lo que se conoce con el nombre de “HomeSchooling” o Educación en casa.

¿Podría ser esta una opción no de forma generalizada , pero sí posible y beneficiosa para aquellas familias con circunstancias de riesgos que impidan la asistencia del menor al colegio?

Veamos de forma breve cuál es la regulación en España y la referencia de una interesante sentencia del Tribunal Constitucional en el año 2010:

En primer lugar, Aunque el art. 27.4 CE no identifica la obligación de cursar la enseñanza básica con la escolarización obligatoria sí es cierto que el legislador ordinario ha optado por dicho sistema, concretamente en la Ley de educación (2/2006) , señanado  La enseñanza básica comprende diez años de escolaridad y se desarrolla, de forma regular, entre los seis y los dieciséis años de edad. No obstante, los alumnos tendrán derecho a permanecer en régimen ordinario cursando la enseñanza básica hasta los dieciocho años de edad, cumplidos en el año en que finalice el curso, en las condiciones establecidas en la presente Ley”.

Por tanto si acudimos a la regulación en España, en busca de una opción regulada a la educación en centros escolares, no encontraremos una respuesta…

En segundo lugar, aunque tampoco es una solución podemos acudir a la Sentencia del Tribunal Constitucional de 2 de diciembre del año 2010, en la que aunque no se estima la demanda de amparo de unos padres que decidieron que sus hijos recibiera la educación obligatoria en casa, si menciona algunos argumentos que sin duda en estos tiempos de coronavirus, al menos deberían ser debatidos.

Concretamente el Ministerio Fiscal expresaba su oposición a la educación en casa, y añadiendo lo siguiente: El Ministerio Fiscal presentó su escrito de alegaciones el 29 de octubre de 2008 interesando la desestimación del amparo solicitado. En él se rechaza la vulneración del derecho a la educación, pues si bien se admite que el art. 27 CE no impide la práctica denominada homeschooling, o enseñanza en el propio domicilio, en relación con la cual nos encontraríamos, además, ante un vacío legal, sí existiría base constitucional para dos exigencias: que tal alternativa educativa obedezca en su finalidad al pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades constitucionales y que esté asegurada la suficiencia de contenidos, ya que es principio constitucional la habilitación a los poderes públicos para homologar e inspeccionar el sistema educativo. A juicio del Ministerio público, ninguno de ambos extremos siquiera se ha intentado probar por los padres de los menores, que se han limitado a alegar su discrepancia sobre el modelo educativo sin ofrecer las razones por las que no lo consideran conveniente”.

¿Podría entenderse en caso de riesgos para la salud que la educación en casa obedezca al pleno desarrollo humano del niño? Veremos como avanza la pandemia y el curso escolar.

Y por último, y como final de artículo, animando al debate y la posible regulación de esta materia, los argumentos del TEDH “Por lo demás, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha reconocido que la apreciación de que estos objetivos no pueden “ser satisfechos en la misma medida por la educación en el propio domicilio, incluso en el caso de que ésta permitiera a los niños la adquisición del mismo nivel de conocimientos que proporciona la educación primaria escolar … no es errónea y que cae dentro del margen de apreciación que corresponde a los Estados signatarios en relación con el establecimiento y la interpretación de las normas concernientes a sus correspondientes sistemas educativos”.

Por tanto no cabe más que confiar en las medidas de seguridad, en la que Ministerio y CCAA han trabajado a lo largo de estos meses, aunque hay quien hace unos días y no diré el nombre de alguien muy conocido en estos meses decía “Se necesita inversión” para establecer medidas de seguridad en los colegios.

¡Suerte a todos!

Sin comentarios

Publicar un comentario